31 Dic

Tu poder de cambio

Aquí una reflexión para despedir el 2015. Llevamos tiempo hablando del cambio interno, del “change from the inside”. Pero también a través de nuestras acciones podemos conseguir cambios externos. Todo en esta vida se puede mejorar, y la universidad no es una excepción.

Como estudiantes hemos observado desde el primer día de clase que no todo el mundo cursa la carrera por vocación, si no que en ocasiones son las notas y las presiones del entorno las que dictan los estudios que vamos a realizar, cuando puede que estos no sean los que realmente nos “llenan”. Parándonos a analizar diferentes carreras, todas ellas necesarias en nuestra sociedad, comprobamos que la vocación es algo subjetivo y que lo que dicta la elección de las mismas son las altas notas o la ausencia de ellas.

¿Hasta qué punto son las notas de corte útiles? ¿Sería mejor realizar una entrevista antes de iniciar aquella carrera para la que verdaderamente consideramos tener vocación?

Las pruebas de acceso a las facultades solo contemplan los conocimientos que poseen los estudiantes pero, como hemos comentado anteriormente, la personalidad y las cualidades de cada uno son variables y deberían tenerse en cuenta a la hora de comenzar esta nueva etapa. Para evaluar estos aspectos cualitativos podríamos mejorar el sistema de selección añadiendo un test que permita apreciar rasgos de la personalidad y, además, aplicar una entrevista personal dejando ver hasta qué punto esa persona se ajusta al perfil de la carrera.

Obviamente esto no tendría por qué ser definitivo. Por ejemplo, se podría proponer la asignación de un tutor para pequeños grupos de estudiantes. Este tutor sería un docente de la propia facultad que haría un seguimiento de los alumnos y les aconsejaría a lo largo de sus años universitarios.

Como se puede ver, con estas propuestas más que cambios se plantean unas mejoras internas en la propia universidad. Estas mejoras se pueden llevar a cabo si tú, como estudiante, impulsas esa idea. Pero no te quedes ahí, piensa a lo grande, aplícalo al resto de tu vida y no solo al ámbito académico.

¡Feliz año!

Carlota Braña y Sara Arrutia

29 Dic

La dinamita y los cambios

“Nunca es tarde si la dicha llega”. Así reza un conocido refrán castellano. La historia de hoy va de un cambio que llegó tarde pero que, en cierto modo, llegó a tiempo.

Se trata de Alfred Nobel, el inventor de la dinamita. Su vida fue la propia de un industrial culto y refinado del siglo XIX. Pese a que había nacido en Estocolmo y tenía origen ruso, escribió poesía en inglés llegando alguna de sus obras. Cursó estudios de Humanidades, si bien  la química, la física y la ingeniería supusieron la base de su formación intelectual. A Alfred Nobel se le conocen cerca de 350 patentes y una fortuna de 33 millones de coronas suecas. Pero si aún le recordamos no es por los datos que acabamos de mencionar sino por la última de sus iniciativas, la que todavía hoy perdura en el tiempo.

Más allá de la dinamita, sus invenciones tuvieron un ciclo de vida muy corto. En la segunda mitad de su siglo, la industria armamentística evolucionaba a pasos agigantados y esto hacía obsolescer a sus cañones y proyectiles rápidamente. Sin embargo, ello no fue óbice para que tanto la dinamita como el resto de sus ingenios militares tuvieran tiempo de probar su eficacia. Baste decir que las víctimas de sus patentes se contaron por centenares de miles de personas desde que comenzó su uso,  casi en la misma proporción que los beneficios que sus empresas obtenían.

Pero para un espíritu humanista y sensible como era el de Alfred, aquella situación no podía persistir sin provocarle problemas de conciencia. Es por ello por lo que en su testamento de 1895, el sexagenario Afred Nobel instituye los premios que hoy llevan su nombre y lo hace con el fin de “compensar al mundo el posible mal que sus inventos hubieran provocado”. Para ello, impulsó la creación de un fondo con la mayor parte de su fortuna dedicado a sufragar tales galardones, fondo que ha sido ampliado por parte de diversas instituciones.

Los cinco Premios Nobel originarios -aquellos que se mencionan en las últimas voluntades del inventor sueco- son los siguientes: medicina y fisiología, química, física, literatura y paz. Al fin y al cabo, resulta paradójico que el premio más prestigioso que se otorga a los pacifistas más proactivos de todo el mundo lo instituyera el inventor de una de las armas más mortíferas. Por otra parte, en 1969 se creó el Premio Nobel de Economía, si bien éste es el único de los seis cuya dotación económica no depende de la Fundación Alfred Nobel sino del Banco de Suecia.

Como el lector puede advertir, esos problemas de conciencia a los que antes nos referíamos fueron semilla de cambio y agente transformador, magia que conviertió los fondos provenientes de la dinamita en fondos dedicados a sufragar el progreso técnico, intelectual y humano de nuestro extraño mundo.

24 Dic

Nosotros, míster Scrooge y los cambios

Es un clásico, uno de esos protagonistas de la Navidad que, como los turrones y los villancicos, nos visita todos los inviernos. Para los más despistados, recordaré brevemente quién es este hombre.

Ebenezer Scrooge es un personaje de ficción nacido de la pluma del genial Dickens y al que todo el mundo recuerda por su infame avaricia. Dickens nos lo pinta como un hombre seco, un tipo gélido y escurrido al que sólo hace feliz el dinero. El oficio de Ebenezer no aparece en la obra. Sí se nos muestra que tiene un trabajador a su cargo y que su trato hacia él es lamentable. Pese a ello, tres ensoñaciones fantasmagóricas le hacen cambiar de actitud y…

No me enrollo más. Todos sabemos la historia y también sabemos cómo termina. A Christmas’ Carol es un entrañable cuento moral que Dickens hizo por encargo y que el tiempo ha ido asociando a su nombre como don Quijote con Cervantes. Y si hoy traigo a colación esta historia es porque no puede ser más acorde al espíritu de nuestro evento. Scrooge transformó su conducta cuando vio que su manera de ser no le hacía feliz, cuando cayó en la cuenta de que por encima de las posesiones está poder compartirlas con alguien y que, después de todo, ver a nuestro entorno feliz nos hace también felices. En otras palabras, hacer felices a los que nos rodean es hacernos felices a nosotros mismos.

Por ello, os invitamos a que penséis qué os enseñaría el espíritu de las navidades pasadas si os visitase esta noche; qué desapercibida realidad del presente nos mostraría en sueños o hacia qué situación del futuro nos trasladaría. Cierra los ojos, busca dónde puede alojarse el sufrimiento a tu alrededor y recuerda los tristes momentos en que has pasado algo parecido. ¿Puedes echar un cable al familiar o al amigo que te necesita? ¿Cómo te ves en el futuro? ¿Crees que haces todo lo posible para merecer la admiración y el cariño que para ti tanto deseas?

Sin embargo, nuestro juego no puede acabar aquí. Hoy es simplemente una noche y el año tiene 365. Velemos porque eso que llaman “espíritu navideño” no muera tras el día de reyes. Hagamos que tal espíritu lo sea de nuestra forma de ser, el de nosotros mismos, y no  el de una fecha determinada. De eso van los cambios, de conseguir transformarnos poco a poco con el fin de que sus efectos se noten a largo plazo. Hasta aquí mi discurso de hoy. Que disfrutéis de estas fechas en compañía de la gente a la que queréis y que se den por enterados. Pongamos un poco de pasión en nuestras rutinarias vidas. Y recordad: luchemos para que el espíritu que hizo de míster Scrooge una persona mejor nos acompañe a nosotros durante todo el 2016.

PD: Os dejamos un link donde podéis ver esta clásica historia de la mano de Mickey Mouse y el tío Gilito. Para que no se duerma el niño que todos llevamos dentro. Abrazos.

22 Dic

Abrid los ojos (es Navidad)

Nos acercamos a unas fechas de reuniones, compromisos, cenas y ajetreo. Fechas cargadas de sensaciones, de alegría por ver a familia y amigos, y otras más agridulces por recordar a aquellos que ya no están.

Dentro de todas estas emociones, estaría bien guardar un pequeño fragmento de tiempo para pararnos a analizar y reflexionar. Pararnos a observar el mundo, a apreciar sus matices, sus colores, las distintas formas que toma la naturaleza… Así como prestar atención a aquellas personas de nuestro entorno, seres a quienes queremos y que  tienen el peso de sus propias historias detrás. Fijarnos también en cada uno de sus rostros o sus formas tan distintas de hablar, de gesticular. Pararnos a observar su mirada, su sonrisa, sus detalles… apreciar aquellas cosas que parecen insignificantes pero que son realmente lo importante, los verdaderos regalos. Pararnos a “abrir los ojos” y llegar a comprender que vivir día a día es el mayor de los obsequios. ¿Y cómo podemos agradecer tanto como recibimos? Viviendo, viviendo cada día como si fuera el primero y el último al mismo tiempo.

Dejen que la gratitud se transforme en bendición a su alrededor, y entonces será realmente un buen día”

Carlota Braña y Sara Arrutia

18 Dic

Breve intento de poema a los cambios

Lentamente cambiamos,

cambiamos y nos cambian.

Nos cambia lo que vemos,

nos cambian las palabras.

.

Nos cambian los silencios,

las islas encontradas,

los recuerdos más tristes

y el llanto y la esperanza.

Cambiamos poco a poco

con las piernas quebradas,

con los ojos abiertos

y el pasado a la espalda.

Cambiamos cada día

mientras el mundo cambia,

mientras el propio cambio

juega a jugar que cambia.

El tiempo es mero cambio,

un cambio que no para,

un cambio que nos mueve

y que nunca descansa.

Desde la luz primera

a la luz que se apaga,

todo en la vida es cambio,

todas las vidas cambian.

17 Dic

¿Quieres dar una charla TEDx?

Seguro que alguna vez has soñado con gritar tan fuerte o decir algo con tanta fuerza que el mundo al completo se enterase. Seguro que en algún momento se te ha ocurrido esa idea; esa que no has podido evitar escribir en el primer papel a tu alcance, para poder recordarla tal y como se te ha ocurrido y después guardarla bajo llave hasta el día que decidieras contarla. Y seguro, querido/a lector/a, que no solo te ha pasado a ti.

Si tienes una idea que merezca la pena difundir y quieres compartirla con el universo en general, con tu ciudad o con la comunidad universitaria en particular, ésta es tu oportunidad. TEDxOviedoUniversity, en su tercera edición, lanza este concurso para que todos los estudiantes de la Universidad de Oviedo que tengan ganas de cambiar las cosas e ir un paso más allá tengan la oportunidad de dar una charla TEDx (TEDxTalk) durante el evento que tendrá lugar el próximo mes de marzo.

Han sido muchas y muy buenas las personas que han pisado en ediciones anteriores el escenario TEDxOviedoUniversity. El Edificio Histórico de nuestra Universidad ha sido testigo de cómo todos ellos nos han hecho caminar hacia el progreso y cruzar la línea para ir más allá.

final TEDxOviedoUniversity 2015

Este año, quienes hablen desde nuestro “círculo rojo” lo harán buscando el cambio desde dentro. “Change from the inside” es el slogan de la tercera edición de un evento hecho por y para estudiantes en el que por primera vez, uno de vosotros contará con los 18 minutos de una TEDxTalk para transmitir su idea a quienes asistirán como público y a todos aquellos que seguirán el evento a través de nuestra página web vía streaming. Por eso, si quieres dar tu charla en inglés para que pueda difundirse aún más o eres estudiante Erasmus, también podrás participar. Para conseguirla, envíanos un video (máximo 5 minutos) a nuestro e-mail tedxoviedouniversity@gmail.com en el que nos cuentes tu idea y por qué eres la persona que mejor refleja el slogan “Change from the inside”.

Los videos de los estudiantes seleccionados se subirán a nuestra página web www.tedxoviedouniversity.com y las votaciones para escoger al ganador se realizarán a través del Campus Virtual.

No lo dudes, se creativo/a. Buscamos ideas que merezca la pena difundir, ideas que pueden ir desde la experiencia personal a un proyecto que quieras llevar a cabo. Las ideas que estamos esperando no tienen por qué ser aplicables a gran escala, tú también puedes cambiar la Universidad desde dentro. Sin embargo, si tu idea es cambiar el método de evaluación continua, replantéate la idea, ¿seguro que eso es lo que tú puedes hacer para cambiar las cosas? Esmérate un poco más y déjanos boquiabiertos con tu idea.

Pronto anunciaremos los plazos para la inscripción e iremos subiendo los vídeos a medida que nos vayan llegando. No esperes más y dale forma a tu idea, desarróllala y cuéntanosla. Si ganas, pasarás a formar parte del grupo de speakers de la tercera edición TEDxOviedoUniversity. Aún no podemos adelantaros mucho sobre quienes lo formarán, pero lo que si os podemos decir es que no dejará indiferente a nadie. ¿Te lo vas a perder?

Aida Saiz Sanz

16 Dic

Gandhi también tuvo su lado oscuro

Permitidme que os rompa un mito: Gandhi también experimentó su cambio. Sí, ese anciano venerable al que todo el mundo identifica con la lucha por la igualdad y por los derechos cívicos no siempre fue como nos lo han presentado. No quiero echar por tierra ni su obra ni los valores que le han hecho conseguir la admiración de todos; mi único propósito en esta breve entrada es convenceros de que el cambio es posible.

Hagamos un poco de historia. En 1869 nació el cuarto hijo de Karamchand Gandhi, Primer Ministro de Portband,  al que llamó Mohandas Karamchand Gandhi. En aquel momento la India era una colonia inglesa y la familia de nuestro hombre pertenecía a la casta dominante, por lo que sus padres le dotaron de una educación propia de príncipes. A los trece años le concertaron matrimonio con una joven brahmán tambien adolescente con la que tendría tuvo cuatro hijos. Sin embargo, el trato hacia ella reflejaba los roles machistas propios tanto de la sociedad donde vivía como de su época. El marido dominaba a la mujer en todos los aspectos (también en cuanto a prácticas sexuales y afectivas se refiere) y el matimonio Gandhi no era una excepeción.

Rondando los veinte años, su padre le envió a Londres para que estudiara leyes en el prestigioso University College de la capital inglesa y en 1893 se mudó a Natal (Sudáfrica) con el propósito de ejercer su profesión. Allí se interesó por el trato discriminatorio que sufrían sus desgraciados compatriotas, quienes se situaban en la escala social al mismo nivel que los “negros”. Y es aquí donde se refleja claramente ese primer Gandhi al que hacíamos referencia en el primer párrafo. Su lucha no consistió en perseguir los derechos cívicos de todas las personas que en aquel momento sufrían discriminación, sino que se centró exclusivamente en los de sus connacionales.

Una anécdota muy ilustrativa que refleja su mentalidad de juventud es aquella en la que el futuro Mahatma se sintió discriminado porque le expulsaron de un vagón de primera clase y le obligaron a compartir asiento con los negros que ocupaban el de tercera, suceso que le hizo sentirse profundamente ofendido. Como podéis comprobar, tanto el machismo, como el nacionalismo y el racismo fueron algunos de los rasgos que definieron su personalidad primera.

Pero Gandhi cambió, cambió mucho, y lo hizo desde dentro. Pensar que los derechos civiles y políticos que él reclamaba para los suyos no tenían sentido si no se generalizaban a todas las personas, hizo de él un hombre nuevo. Y fue esta nueva concepción del hombre lo que hizo que Gandhi se erigiese no sólo en el padre de la patria india sino en todo un símbolo de la igualdad y del pacifismo. Ya de mayor, el Mahatma (que en lengua india significa “gran guía”) manifestó dolerse cuando recordaba su actitud durante aquellos años juveniles.

Sirva el ejemplo de Gandhi para que todos caigamos en la cuenta de que un progresivo cambio desde dentro puede conllevar la transformación, en este caso la independencia, de uno de los países más poblados del planeta. Ojalá su ejemplo cale en nosotros; hasta entonces, paz.

Daniel Rodríguez

 

15 Dic

“Change from the inside”

Cambiar desde dentro… ¡Qué (di)lema! Este año queremos invitaros a todos a compartir el espíritu de un nuevo eslogan, un eslogan basado en la transformación de nosotros mismos desde nosotros mismos y hacia nosotros mismos. Para ello, vamos a contar con un elenco de ponentes que bien puede servir de prueba de todo cuanto decimos.

Pero ése no es el propósito de hoy. Hoy venimos a presentaros este nuevo lema del que queremos que os sintáis partícipes, ese lema que aspiramos a convertir en realidad. Y por eso os invitamos a ver esta TEDxTalk de Mario Alonso Puig, médico español especializado en coaching.

En él, nos ofrece una serie de pautas para salir de nuestra zona de confort, arriesgando y enfrentándonos a nuestros miedos. Para ello hay que ser muy conscientes de que el cambio es una elección personal, es posible y que merece la pena. ¿Qué te atreverías a hacer si supieses que no puedes fallar? ¿Cuál es el paso más pequeño que te atreverías a emprenderr? Piensa en grande y lucha por lo que quieres.

En los próximos días vamos a colgar pequeñas reseñas biográficas de grandes figuras cuyas metamorfosis internas no sólo les valieron para cambiarse a sí mismos, sino que fueron semilla de transformaciones en el difícil mundo que les tocó vivir. Gandhi será la primera. Pues eso, tedexianos, aquí va nuestro reto. Sed felices y recordad que los cambios profundos que de verdad perduran en el tiempo son los que se fraguan desde el interior.

Carlota Braña y Sara Arrutia

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies