27 Feb

Actitud vs. aptitud (II)

www.lifeder.com

A pesar de que este tema se ha tocado varias veces en los últimos meses en este blog, me apetecía recordar, teniendo tan cercano el día del evento, qué es ACTITUD para mí y qué diferencia hay entre aptitud y ACTITUD. Este va a ser el eje central de todas las ponencias por lo que conviene traerse una reflexión sobre esto al evento.

Una definición sencilla de qué es la actitud (con “c”) podría ser nuestros modos de actuar o ver el mundo. Aptitud sería todo lo aprendido durante una vida, es decir, todos los conocimientos y destrezas adquiridas.

Llevado por ejemplo al ámbito laboral, ¿qué pasa si tienes muchas aptitudes, pero tu actitud no es la que debería ser? ¿Es suficiente con tener un CV espectacular? Si tienes las destrezas pero no posees una actitud adecuada, es difícil lograr un hueco en el mundo laboral.

Por eso podemos decir que una actitud positiva no sólo nos ayuda en el ámbito laboral, sino que en lo personal es un pilar básico para lograr la FELICIDAD.

Todos los días deberíamos orientar nuestra actitud hacia el lado positivo, buscar siempre la motivación para intentar ver la parte positiva de lo que te está pasando, porque existe, aunque en muchas ocasiones parezca que sea imposible. En realidad, excepto las cosas irreparables, todo tiene una parte positiva y sólo hay que esforzarse en verla. Por ejemplo, volviendo al mercado de trabajo, ¿no puede ser la pérdida del trabajo una oportunidad para seguir formándote?, ¿no podrá significar encontrar algo mejor y donde te sientas más valorado?

En definitiva, el camino hacia la felicidad debe comenzar por uno mismo. Y por supuesto, la actitud es una pieza clave.

 

Redactado por María Arnaldo

20 Dic

Actitud vs Aptitud

Es curioso cómo una pequeña letra dentro de una palabra puede cambiar el significado de ésta por completo.  Cómo dos palabras casi homónimas pueden dar lugar a definiciones tan diferentes. Y sobre todo, cómo una de ellas (al menos en mi humilde opinión) tiene el poder para producir cambios enormes en las personas.

La primera de ellas es “aptitud” y, aunque supongo que todos conoceréis su definición, nunca está de más explicarla de nuevo. Aptitud es el talento o talentos que tiene una persona, sus habilidades. Sin embargo, de poco sirven éstas si no tienes la motivación suficiente para ponerlas en marcha.

Es ahí donde aparece, y si me permitís decirlo por la puerta grande, la segunda palabra: “actitud”. Ésta es el temperamento, las ganas que le ponemos a cualquier trabajo o experiencia en nuestras vidas.

En este mundo en el que vivimos se le suele dar prioridad a las aptitudes que posee una persona, y en muchas ocasiones la actitud de la que disponen suele quedar relegada a una segunda posición o incluso ser insignificante.

Pongamos el ejemplo de una entrevista de trabajo: antes de nada, miran tu currículum para saber los títulos de los que dispones, para saber en qué eres hábil, tus capacidades. Y son pocos los que se dan cuenta de que, por muchos títulos que tengas, lo primordial en un trabajo es la disposición que tengas para él.

Es como si un médico de familia que sigue día a día a sus pacientes y al cual le confían sus temores y dudas fuera rápido en sus diagnósticos pero careciera de empatía. O un empresario que tuviera másteres por grandes universidades fuera incapaz de trabajar en equipo o no pusiera interés porque simplemente está desmotivado.

Creo que aunque la aptitud es una parte importante a la hora de enfrentarse a la vida, es la actitud la que marca realmente la diferencia. Porque aunque a veces no dispongamos de habilidades innatas para algo, siempre podemos tener una actitud que nos anime a trabajar duro para conseguirlas. Y como suele decirse, el verdadero esfuerzo tiene su recompensa.

¿Y tú qué eliges?, ¿la “p” o la “c”?

Las actitudes son contagiosas. ¿Merece la pena contagiarse de la tuya? (Dennis y Wendy Mannering)

 

Redactado por Sara Arrutia

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies