15 Mar

5 Ideas para acabar con la procrastinación

Creo que si me apuntara a una competición de procrastinación podría ganarla. Procrastinar se refiere al hábito de retrasar situaciones y actividades que deben atenderse de inmediato, sustituyéndolas por otras que son más agradables y menos relevantes. Es decir, cuando somos un poco vaguetes pero le ponemos una excusa un poco más bonita, adornada con una palabra hipster.

¿No hay un refrán (¿o era una leyenda?) que decía ‘’no dejes para mañana lo que puedes hacer hoy’’? Y reconozcámoslo, el sentimiento de acabar algo a tiempo y poder relajarte después porque te sobra tiempo es LA LECHE. Por que en el fondo, sabes que ser productivo y usar tu tiempo sabiamente ‘‘no está tan mal’. Pero, a decir verdad, y sin ir más lejos, debo hacer una confesión: reconozco que aquí estoy yo, escribiendo este artículo en periodo de gracia, cuando ya debería haberlo acabado hace… un tiempecito.

Compañero estudiante que lees esto, hoy escribo para ti. Estás a muy pocos meses de acabar el curso, y antes de que empieces a agobiarte, tranquilo!. Hoy quiero animarte desde mi experiencia como master pro procrastinator, dándote 5 ideas que yo llevé a cabo para ayudarme a ser un poco más productiva con mi tiempo y obtener resultados más eficientes en mi estudio y trabajo, y que puedes probar para vencer a tu odiado-amado enemigo, la procrastinación pereza.

  1. Puntualidad contigo mismo. Mis padres siempre me dicen que llego tarde a todos lados y que eso no cambiaría hasta que me auto-estableciera la meta de ser puntual conmigo misma. Santa razón! Ponte un meta, por ejemplo, estaré en la biblioteca a las 9.00 todos los días. La rutina hace la fuerza amigos!
  1. Deja de escuchar música, o cámbiala por música clásica. Cuando estudié en el extranjero, tuve un professor que ponía música clásica en sus clases. También hay estudios que dicen que ayuda a la concentración y al desarrollo del intelecto.
  1. El mundo de las ideas. Esto es un clásico. Son aquellos momentos en los que tienes una tarea por delante, pero de repente se te viene a la cabeza una idea muy, pero que muy spectacular que tienes que desarrollar ahora antes de que se te vaya la idea. Este fenómeno se llama ‘idea hopping’, y se trata de cuando la creatividad que hay en ti despierta, y empiezas a tener muchas ideas brillantes cuando ya estás trabajando o estudiando otra cosa importante. Esto ocurre como método de distracción, porque tienes tan poco ánimo de hacer lo que realmente tienes que hacer, que tu cerebro está dispuesto a idear algo totalmente innovador para convencerte a ti mismo de que no estás utilizando tu tiempo sabiamente. Cuando esto ocurra, escribe tu idea en un papel, para que no tengas excusa de que se te va a olvidar, y luego podrás volver a ella. #saberdecirqueno
  1. Cambia tu rutina, despacio, pero sin pausa. Es decir, entrena a tu cerebro con pequeñas cosas cada día. Los pequeños pero constantes pasos, tienen mucha más fuerza que los grandes pero inconstantes saltos.
  1. Sé positivo. No te desanimes si un día (vale, o dos) las cosas no salen como habías planeado cuando te viniste arriba e hiciste tu super calendario de productividad, sí, yo también hago esto. Cada día es nuevo y tienes una oportunidad para superarte. Además, recuérdate a ti mismo de otros logros conquistados por no haber dejado todo para el ultimo momento, y la buena sensación que eso te causó.

 

Sé que en este blog hablamos mucho de la importancia de la actitud, pero tiene mucha razón mi compañero Daniel cuando escribió hace unos días que muchas veces no todo es solo actitud, así que aquí tienes diferentes ideas con las que probar para empezar. A por ello!

P.D: Os esperamos el día 1 en el evento TEDxUniversity Oviedo!!!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.